Juegos de coches jugando al fĂștbol

BalĂłn del coche cohete

ÂżQuĂ© es exactamente la Liga Rocket? Psyonix creĂł y lanzĂł Rocket League, un videojuego de fĂștbol con vehĂ­culos. Rocket League, tambiĂ©n conocido como “fĂștbol con coches propulsados por cohetes”, es un deporte en el que dos equipos compiten para estrellar un balĂłn en la porterĂ­a del rival y sumar puntos en el transcurso de un partido. El juego cuenta con modos para un solo jugador y multijugador que pueden jugarse de forma local o en lĂ­nea, asĂ­ como con juego cruzado entre las versiones de PlayStation 4 y Microsoft Windows, asĂ­ como las de Xbox One, Switch y Windows.
¿Qué es Rocket League y cómo funciona?
Los jugadores toman el control de un coche propulsado por un cohete y lo utilizan para golpear una pelota mucho mĂĄs grande en la porterĂ­a contraria con el fin de conseguir puntos. Rocket League es un juego de estilo futbolĂ­stico con elementos de derby de demoliciĂłn. Los coches de los jugadores tienen la capacidad de saltar en el aire para atrapar el balĂłn. Los jugadores tambiĂ©n pueden ganar velocidad pasando sus coches por espacios designados en el campo, lo que les permite cruzar rĂĄpidamente el campo, utilizar la energĂ­a extra para alcanzar la pelota o embestir el coche de otro jugador para matarlo. (Los coches destruidos vuelven a aparecer poco despuĂ©s). Los partidos suelen durar cinco minutos, con una prĂłrroga a muerte sĂșbita si el juego sigue empatado. ÂżPor quĂ© les gusta a los niños? Rocket League es un juego sencillo de aprender pero difĂ­cil de dominar. El concepto es bĂĄsico y la jugabilidad es accesible para jugadores de todos los niveles, pero para competir a un alto nivel hay que crear destreza. Los jugadores tambiĂ©n pueden personalizar su aspecto en el juego con nuevos vehĂ­culos, colores y accesorios gracias a las numerosas mejoras cosmĂ©ticas de Rocket League. En los estilizados estadios de fĂștbol, los partidos pueden jugarse 1 contra 1, 2 contra 2, 3 contra 3 o 4 contra 4.

Liga de fĂștbol de coches cohete: c…

Es similar al fĂștbol, pero con coches de carreras. Ese es el argumento de Rocket League, un alocado derbi de demoliciĂłn de balones para PC y PlayStation 4 del estudio de San Diego Psyonix. El juego saliĂł a la venta hace dos semanas sin hacer ruido, pero ya ha recibido mĂĄs de 5.000 comentarios “abrumadoramente positivos” en Steam. Ahora es prĂĄcticamente el tema de conversaciĂłn. Imagina una multitud de dragsters personalizables propulsados por cohetes que pueden saltar en el aire como ultraligeros que dan tumbos, si los Hot Wheels tuvieran una fĂ­sica de gravedad lunar. Los jugadores se deslizan o se elevan por campos de cĂ©sped artificial futuristas, cubiertos por cĂșpulas hexagonales transparentes y con una extraña simbologĂ­a. El objetivo es seguir un enorme balĂłn (mĂĄs grande que los vehĂ­culos) y enviarlo a toda velocidad a travĂ©s de los postes de la porterĂ­a al estilo del fĂștbol. Se trata de perfeccionar las asistencias y las paradas, como en el fĂștbol, pero con una gracia surrealista que se asemeja a la de los bailarines de ballet de cuatro ruedas que se deslizan, se lanzan y hacen piruetas.
LEER MÁS: ÂżPor quĂ© son tan importantes los mandos de realidad virtual de Valve? Es extraño, sin duda, y parece que se juega de forma tan extraña como suena al principio. Entender cĂłmo aprovechar las sutiles diferencias de masa e impulso de los vehĂ­culos es tan importante como entender las diferencias estadĂ­sticas entre los mejores futbolistas en FIFA 15. Sin embargo, una vez que te haces con la sensaciĂłn de los controles -que puedes, sĂłlo es cuestiĂłn de que tu cerebro se recalibre a la fĂ­sica de la alt-gravedad- se convierte en algo natural. Acrobacias que parecen improbables en los clips, como saltar en el aire, rebotar en la cĂșpula y atravesar el campo en forma de flecha, y luego girar el trasero en el Ășltimo segundo para dar un manotazo al balĂłn cuando cruza su trayectoria y marcar un gol, se vuelven eminentemente posibles. Cabe señalar que Rocket League es una especie de secuela de un juego de 2008 llamado Supersonic Acrobatic Rocket-Powered Battle-Cars. Sin embargo, este Ășltimo solo estaba disponible en PlayStation 3 y no recibiĂł el mismo reconocimiento de la crĂ­tica que Rocket League. Rocket League tambiĂ©n fomenta el juego multiplataforma, permitiendo a los jugadores de PlayStation 4 y Windows competir entre plataformas. ConsidĂ©ralo un fĂștbol sin ataduras, un ejemplo mĂĄs de la capacidad de los juegos para dar vida a ideas completamente absurdas (que resultan ser bastante buenas).

Derby de fĂștbol de cohetes

El partido de fĂștbol entre dos equipos de Toyota Aygos en el que intentaban estrellar un balĂłn de tamaño cĂłmico en las porterĂ­as contrarias es una de las acrobacias mĂĄs populares de Top Gear. El partido fue presentado por el presentador de Top Gear, Richard Hammond, como un deporte moderno centrado en las reglas del fĂștbol de patio, pero la mayorĂ­a de la audiencia desconocĂ­a que el juego existĂ­a incluso antes de la creaciĂłn del primer Toyota. El primer partido, conocido como autoball o autobol, tuvo lugar en 1933 en el campo del equipo de fĂștbol FC Frankonia en Karlsruhe, Alemania. Desde entonces ha desaparecido y reaparecido varias veces, cada vez con una versiĂłn ligeramente diferente del juego.
A Karl Kappler, un corredor de competiciĂłn de la Alemania de los años 20, se le atribuye la invenciĂłn del autoball. Kappler se tomĂł un descanso de las carreras a principios de la dĂ©cada de 1930, pero seguĂ­a queriendo competir en pruebas de resistencia. Por alguna razĂłn, intentar marcar goles con un montĂłn de coches parecĂ­a la soluciĂłn ideal a su dilema. No habĂ­a reglas oficiales, pero los partidos se jugaban por parejas o de a cuatro con futuros clĂĄsicos como el Wanderer W10 y el Mercedes-Benz Type 290. Por supuesto, un balĂłn de fĂștbol normal no serĂ­a apropiado para ese tipo de juego, asĂ­ que Kappler colaborĂł con Continental para desarrollar un balĂłn de cuatro pies de diĂĄmetro. El primer partido de Kappler le enfrentĂł a Willy Engesser, un concesionario de Opel y caballero de carreras. El Mercedes de Kappler tenĂ­a unos neumĂĄticos muy adecuados para el terreno y pudo ganar. El primer partido fue un Ă©xito con la prensa local, y Kappler llegĂł a realizar tres mĂĄs antes de retirarse en 1935. El autoball se extinguiĂł poco despuĂ©s del fallecimiento del fundador y principal campeĂłn de este deporte.

Juego de carreras de motos x3m

Aprende de tus errores, confĂ­a en tus instintos y sigue adelante hasta alcanzar tu meta. Esto no es un discurso sincero al final de una pelĂ­cula de deportes; es una lecciĂłn que hay que aprender de un videojuego moderno que es simplemente fĂștbol con supercoches.
Cuando se publicó Supersonic Acrobatic Rocket-Power Battle-Cars en 2008, nunca lo jugué. SARPBC, que salió a la venta en PlayStation 3 en aquel momento, fue criticado por la crítica. Ni siquiera había oído hablar de este crossover automovilístico hasta hoy, cuando he descubierto que es la precuela de Rocket League, el mejor lanzamiento sorpresa de videojuegos del verano.
¿Qué ha fallado? Rocket League cuenta con una cåmara que sigue el balón mås de cerca, lo que hace que el juego sea mås agradable. Con estadios revestidos de un exuberante césped y penachos de humo detrås de sus coches, el nuevo juego se ve claramente mejor. Tu coche se parecerå ahora al Batmóvil o a la furgoneta del Equipo A gracias a una plétora de opciones de personalización. Pero creo que su modo multijugador local, que, a diferencia de lo que ocurría en 2008, parece un raro regalo en 2015, despertarå el interés de mucha gente.