Como enseñar futbol a niños de 8 a 10 años

Ejercicios de fútbol para niños – ejercicios de fútbol esenciales para niños

El número de jugadores en una lista de la academia es un factor que frena el crecimiento en este período. Los jugadores no sólo sacrifican el tiempo de juego, sino que tampoco reciben suficientes repeticiones o enfoque uno a uno. Cuando los ejercicios de fútbol para las edades de 7 a 9 años se realizan correctamente, los jugadores tienen una mejor oportunidad de hacer un equipo de selección, de la escuela media o de la escuela secundaria un día. Muchos jugadores hoy en día se centran en las habilidades equivocadas o no están recibiendo suficiente retroalimentación en el entrenamiento. Si no se corrige la forma/mecánica, el progreso se ralentiza.
Saber por qué se hace algo ayuda a los niños a aprender más rápidamente.
Cuando entienden por qué hacen algo, les resulta más fácil ver cómo pueden aplicarlo en un juego. Ayuda que podamos imaginarnos en la situación antes de que ocurra. Cuando trabajes los fundamentos, llega a aconsejar a los jugadores que “finjan que están en un partido”. Los jugadores se animarán y se entusiasmarán. Están más motivados para dar lo mejor de sí mismos con este resorte adicional en su movimiento. Cualquier forma atractiva y positiva de hacer que los niños aprendan mientras se divierten es una victoria, tanto si eres entrenador como si eres padre.

Ejercicios de fútbol para niños de 8 años y padres decididos a

No estamos sugiriendo que su hijo memorice el libro de reglas del fútbol, pero sería beneficioso que un niño mayor o sus padres pudieran aclarar fácilmente los fundamentos del fútbol. Mostrarle a su hijo cómo es una cancha de fútbol real, ya sea un campo o un asfalto, es una excelente manera de ayudarle a imaginarse el juego cuando lo escuche por primera vez.
Basta con dar patadas al balón de fútbol con tu hijo, ya sea contra una pared o contra un poste de la portería, para que se acostumbre. Algunos padres incluso permiten que sus hijos den golpecitos a un balón de fútbol por la casa para que se acostumbren, ¡pero entendemos si esto es algo a lo que te resistes!
Reunir a un grupo de amigos para jugar al fútbol en un ambiente relajado y agradable es una forma perfecta de aprender el juego. No será demasiado competitivo, por lo que todos pasarán un rato agradable, y los niños podrán aprender poco a poco a jugar juntos y a familiarizarse con el Si tu hijo quiere mejorar en el fútbol, debe practicar y dominar los ejercicios de fútbol. Lo más probable es que se convierta en el mejor jugador de su equipo si domina las siguientes tres habilidades futbolísticas:

Ejercicios de fútbol para niños – mejora en el fútbol por ti mismo

“La práctica hace permanente”, dijo Sir Bobby Robson, un legendario entrenador y jugador de fútbol inglés. Esto es algo que he llevado conmigo a lo largo de mi carrera deportiva, académica y profesional.
Durante mis sesiones de entrenamiento, los jugadores suelen verme a mí o a otro miembro del cuerpo técnico demostrando una habilidad con el balón. Se acercan y, como hacen los niños, preguntan cómo duplicar la habilidad o cómo somos tan buenos en ella. Por supuesto, describo la habilidad para los jugadores y describo los puntos más delicados, pero sigo insistiendo en que “la práctica mejora” cuando se trata de ejecutar habilidades con el balón.
Según los estudios, un niño debe demostrar una habilidad al menos 75 veces antes de empezar a dominarla. El dominio de la habilidad lleva mucho tiempo. Por eso es importante que los niños toquen varias veces el balón, lo que me lleva a mi anterior comentario sobre que la práctica mejora. En cuanto al progreso general de un jugador en el juego, las sesiones de entrenamiento en grupo son un componente crítico de su aprendizaje y desarrollo. Sin embargo, como siempre les digo a mis jugadores, acudir a una o dos sesiones de entrenamiento a la semana no es suficiente para esperar ser un jugador exitoso y completo. Para avanzar al siguiente nivel, los jugadores deben dedicar parte de su tiempo libre fuera del entorno de entrenamiento a mejorar sus habilidades. Ya sea con sus amigos en el parque, con papá en el patio trasero o dando patadas al balón contra la puerta del salón para molestar a mamá. Todas estas prácticas ayudarán al jugador a mejorar sus habilidades futbolísticas. Sin embargo, como entrenador y jugador, me hago cuatro preguntas principales al respecto.

Guía del entrenador de fútbol – 8-12 años

La actividad física es un componente esencial de la forma física, el bienestar y la educación de los niños. La crianza moderna pone un gran énfasis en ayudarles a incorporarla a sus vidas, pero muchos padres se decepcionan al descubrir que su hijo no está interesado en los deportes. En este post, le mostraremos cómo animar a su hijo a hacer deporte sin dejar de divertirse.
Una persona de cualquier edad debería dedicar al menos dos horas al día a hacer ejercicio, según Thomas Jefferson, porque “un cuerpo sano hace una mente fuerte”. Esto es especialmente cierto en el caso de los niños; los deportes infantiles no sólo mantienen los cuerpos jóvenes en forma, sino que también benefician a las mentes en desarrollo.
El tacto físico y el juego son los principales medios de contacto del niño con el entorno. Los niños inspeccionan los objetos con las manos después de cogerlos. Saben lo estimulante que es correr y quedarse sin aliento. El trabajo en equipo, el compañerismo y la diversión son resultados normales de estas actividades, y forman conexiones neuronales que ayudan al desarrollo emocional e intelectual del niño.