Salas de apuestas deportivas

Draftkings

Las apuestas ganadoras se cobran cuando el evento se ha completado, o si no se ha completado, cuando se ha jugado el tiempo suficiente para ser considerado oficial; de lo contrario, se devuelven todas las apuestas. Esta política puede crear cierta incertidumbre, ya que lo que la casa de apuestas deportivas considera oficial puede variar de lo que la liga deportiva considera oficial. Antes de hacer sus apuestas, los clientes deben leer detenidamente las normas de la casa de apuestas deportivas.
La cantidad de dinero apostada en las casas de apuestas deportivas fluctúa a lo largo del año. Cuando estos deportes están en temporada, los apostantes se interesan más por ellos y aumentan sus apuestas. Los grandes acontecimientos deportivos que no tienen un calendario fijo, como el boxeo, pueden provocar picos de actividad en los sportsbooks.
Para su verificación, esta sección necesita más citas. Por favor, contribuya a la mejora de este artículo citando fuentes creíbles. Es posible que el contenido sin fuentes sea cuestionado y retirado. Fuentes: “Sportsbook” – noticias, revistas, libros y académicos JSTOR (mayo de 2012). (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

Codere apuestas deportivas

Codere tiene una considerable experiencia como operador de apuestas deportivas, así como una importante experiencia en el extranjero, habiendo operado en cinco países: España, México, Panamá, Uruguay y Brasil. En 2018, el Grupo contaba con un total de 7.659 locales de apuestas.
Las apuestas deportivas son una modalidad de juego con diversos escenarios, ya sea en un solo local o en conjunto con otros tipos de juegos de azar, como casinos, bingos, estadios deportivos, hoteles, etcétera. Estas salas, de características muy variadas, están equipadas con la tecnología más eficaz y vanguardista para garantizar la máxima transparencia y fiabilidad a sus clientes.
Con la ayuda de inversores locales, Codere comenzó a operar en la industria de las apuestas deportivas en México en 1998. La mayoría de estos puntos están conectados a casinos de juego, proporcionando a los usuarios una diversa gama de opciones de entretenimiento de juego.
Codere es la primera empresa en España a la que se le concede el permiso para iniciar las operaciones de apuestas deportivas. El 16 de abril de 2008, la empresa abrió su primera sala de apuestas en Madrid. Actualmente, la empresa opera en Navarra, País Vasco, Aragón, Valencia, Galicia, Murcia, Castilla La Mancha, Ceuta, Cataluña, La Rioja y Extremadura bajo la marca Codere Apuestas. La empresa comenzará a operar en Castilla León en los próximos meses.

Libros deportivos

En una carta a la WSGC, Maverick Gaming escribió: “Los legisladores de Washington dieron acceso a las apuestas deportivas únicamente a las propiedades tribales en la sesión legislativa de 2020, excluyendo a los negocios del sector privado, incluido Maverick Gaming.” “Aunque nunca hemos cuestionado ni nos hemos opuesto al derecho de las tribus a ofrecer apuestas deportivas como naciones soberanas, solicitamos que se nos incluya en el proceso. Hay suficiente espacio para que todas las operaciones de juego legales y supervisadas tengan éxito, tanto en los destinos más amplios de las naciones tribales como en el entorno comercial de barrio, mucho más modesto, de una sala de cartas con licencia.”
El representante Brandon Vick, un republicano, presentó un proyecto de ley en 2020 que habría proporcionado juegos de azar móviles y minoristas en todo el estado en salas de cartas e hipódromos, con una tasa impositiva del 10% sobre los ingresos brutos del juego, una cuota de solicitud de $ 500,000 y una carve-out de la universidad que habría prohibido las apuestas en las universidades con sede en Washington. En el caso de los locales físicos, el proyecto de ley habría exigido una única “piel” o socio móvil.

Comentarios

Por ello, a pesar del reciente anuncio de los Seattle Mariners de que invitarán a hasta 9.000 aficionados a asistir a los partidos en casa -lo que, para muchos seguidores de ese malogrado club de béisbol, debería parecer muy natural-, puede que éste no sea el mejor escenario para iniciar una campaña que implique cientos de miles de firmas húmedas para entrar en una votación.
Eric Persson, en cambio, no se inmuta. Es el director general de Maverick Gaming, que gestiona 19 de las 44 salas de juego no tribales del estado de Washington. Persson y sus colegas están “estudiando todas las opciones”, incluida una iniciativa electoral, después de fracasar en dos ocasiones en la aprobación de una ley que permitiera el juego comercial junto a su equivalente tribal en el Estado de Evergreen. Disponen de más de 2 millones de dólares en fondos del PAC para hacer un referéndum si así lo desean.
Aunque Persson consiga llevar las apuestas deportivas a la votación, será difícil que se apruebe, ya que los proyectos de expansión del juego en el estado de Washington requieren un 60% de votos para convertirse en ley. Se podría ofrecer a los votantes una asignación personal gratuita de helado de fresa, pero superar un umbral tan formidable no sería automático.