Frases de apuestas de amor

Citas de apuestas de cricket

“Nunca se sabe de qué es capaz la gente antes de tiempo; hay que esperar, darle tiempo; el tiempo es nuestro compañero de juego al otro lado de la mesa, que tiene todas las cartas de la baraja; tenemos que adivinar las cartas ganadoras de la vida, de nuestras vidas.”
“¿Dónde se habían metido todas las jugadoras? No es que convertirse en mujer no sea suficientemente peligroso. Los maridos o amantes fueron responsables del 28% de las víctimas femeninas de los homicidios. Lo que, en retrospectiva, es posiblemente la razón por la que no había mujeres jugadoras. Ya era suficiente riesgo vivir con hombres”.
“O eres un mago o una mujer extraña y bruja. No estoy seguro de cómo lo haces. Después de que le machacara partida tras partida, me dijo exasperado: “Nunca pierdes”. “Me recuerdas a la Mujer Maravilla o a un superhéroe que juega al backgammon. Oye, lo he descubierto: te llamas Chica Backgammon”.
“Otra creencia errónea asociada a la regla de los grandes números es que es más o menos probable que ocurra un suceso en función de si ha ocurrido o no recientemente. La falacia del jugador es la creencia de que las posibilidades de un incidente con una probabilidad fija aumentan o disminuyen en función de los sucesos recientes del evento. Si Kerrich sacó 44 caras en los primeros 100 lanzamientos, la moneda no establecerá un sesgo para que las colas le alcancen. En eso se basan ideas como “su suerte se ha acabado” y “le toca”. No es el caso. Que conste que una buena racha no es gafe, y que una mala racha no implica que haya una mejor fortuna en camino”.

El amor es una apuesta citas

Acción vs. No acción – Una apuesta de “acción” es viva y válida, mientras que una apuesta de “no acción” no es viva y el apostante recibirá un reembolso de su apuesta original. La apuesta “sin acción” se da en los eventos que se posponen o cancelan, así como en las apuestas que hacen que un determinado lanzador empiece, si ese lanzador no empieza.
Las apuestas de arbitraje implican apostar a ambos lados de un caso con probabilidades favorables para garantizar un beneficio. Si el Libro 1 tiene al equipo A -125 / al equipo B +105 y el Libro 2 tiene al equipo A +110 / al equipo B -130, un apostador de “arb” apostará a todos los equipos A +110 y al equipo B +105 y obtendrá un beneficio independientemente del resultado del partido.
Un límite de apuesta restringe la cantidad que puede apostar un apostante en eventos específicos. Algunos límites de apuesta están determinados por la apuesta (por ejemplo, los deportes menos comunes o las apuestas de proposición), mientras que otros están determinados por el apostante (si un apostante tiene un éxito demasiado consistente en general o en un tipo específico de apuesta).
Futuros – Las apuestas de futuros son apuestas sobre un suceso que puede ocurrir en el futuro, como apostar a que un equipo ganará el campeonato durante la temporada regular o incluso antes de que comience la temporada. Si se hace evidente qué equipos son aspirantes al título y cuáles no, las posibilidades futuras fluctúan a lo largo del año. Las apuestas futuras con equipos “sorpresa” que salen con probabilidades largas también proporcionan el mejor valor.

Comentarios

Ganar contra probabilidades casi insuperables, a menudo con un resultado tardío en un evento deportivo cuyo resultado ya estaba determinado. (Por ejemplo, “Gané mi apuesta de cobertura porque Stephen Curry encestó un tiro de 3 puntos en el timbre, a pesar de que el partido ya estaba fuera de alcance”).
Perder contra unas probabilidades casi insuperables a tu favor, sobre todo debido a un resultado tardío en un evento deportivo cuyo resultado ya estaba determinado. (Por ejemplo, “Perdí mi apuesta por un mal resultado porque Stephen Curry metió un tiro de 3 puntos en el timbre, a pesar de que el partido ya estaba fuera de alcance”).
Hasta que no se permitan las apuestas previas al partido, las probabilidades finales de un evento deportivo. Por regla general, la línea puede subir o bajar en función del bando que reciba más apuestas o de si el enfrentamiento cambia inesperadamente (lesión, suspensión, etc.). En consecuencia, la línea de cierre siempre varía con respecto a la línea de apertura.
Cualquier tipo de apuesta que no sea directa. Cuando se trata de apuestas exactas, trifectas y superfectas, esta palabra se utiliza más a menudo en las carreras de caballos. A veces se denomina “proposición”, “prop” o “extra” en los deportes de equipo.

El amor es un tatuaje que se juega

“Hasta que consigo un golpe en su brazo derecho, igualamos golpe por golpe. Intenta cambiar de brazo de la espada, pero le corto la muñeca con mi hoja de scim más rápido de lo que puede parar. La ataco después de que su scim salga volando. Sus mechones rubios se caen del moño. “Ríndete”, exclama el narrador. Le inmovilizo las muñecas, pero ella suelta un brazo y se lanza a por la daga que tiene en la cintura. El acero me apuñala las costillas, y segundos después estoy de espaldas con una hoja en la garganta. “¡Ja!”, exclama el orador. Su pelo cae a nuestro alrededor como una brillante cortina de plata mientras se inclina”.
“Tomemos el ejemplo de la Moneda de la Vida: Supongamos que tenemos una moneda que en una mano tiene cara y en la otra tiene cruz. Según el punto de vista o la apuesta de la cara de la moneda representa una victoria para ti, una cara significará el bien y la otra el mal. Sin embargo, no tienes control sobre el resultado, y la moneda puede girar varias veces en tu vida. Encontrar el equilibrio implica lanzar la moneda de forma que ninguna de las dos caras sea más importante para ti que la otra, pero si la moneda cae en el centro, sabes que la diferencia entre lo que consideras bueno y malo es extremadamente pequeña, y la probabilidad de caer ahí sin una práctica continuada también es increíblemente pequeña. Independientemente del resultado, eliges considerar la moneda como lo que es, en ambas caras, y valorar su importancia en tu vida. La moneda de la vida, al fin y al cabo, tiene sentido y valor independientemente de la cara en la que caiga. Es decisión de cada uno apostar o no por el resultado, pero la moneda de tu vida acabará gastándose”.